EL PRECIO DE LAS EMOCIONES EN LAS COMPRAS

 

El PRECIO DE LAS EMOCIONES es alto cuando se compra sin controlarlas. Según el artículo escrito en la revista Forbes,  Todas las decisiones de compra son Emocionales.  

¿Os gustan los anuncios de televisión? ¿Qué opinión os merece la publicidad de ciertas marcas? ¿Las vallas publicitarias os sugieren alguna emoción?

¿Cuándo vas a comprar, lo haces de forma racional o emocional?

El nuevo concepto de publicidad ha cambiado con respecto a las épocas anteriores, ahora necesitamos influir en las emociones y sentimientos para conseguir llegar al corazón del consumidor.

Cuando vamos de compras, actuamos más por la emoción que nos producen  los productos que nos encontramos, que por su aspecto racional. ¿Qué ocurre por ejemplo con los artículos para  bebés? ¿y con los refrescos o bebidas en general?
Los artículos que se anuncian para bebés nos transmiten ternura. Las bebidas se asocian a diversión, alegría, grupos de amigos.

De esto se trata. La publicidad actual consiste en el ejercicio de conseguir aumentar la clientela recurriendo a los sentimientos y emociones de alegría, de bienestar,  sensaciones positivas y momentos divinos.

También hacen referencia a al ternura, el humor, la solidaridad, la capacidad para relacionarse, la tristeza y en general a todas las emociones que podamos imaginar y que sean de interés para una determinada marca.

Se vienen haciendo estudios de lo que actualmente se conoce como Neuromarketing a través de las Neurociencias, para investigar el efecto de los procesos cognitvos en el consumo de bienes, servicios o productos.

Estos estudios ser realizan a través de técnicas de medición de la actividad cerebral, como por ejemplo el electroencefalograma, que corroboran que las emociones juegan un papel fundamental en la elección de un producto determinado.

Al Neuromarketing le interesan las emociones, sentimientos y motivaciones del cliente porque a través de ellas, se conseguirá un acercamiento mayor y más intenso de la persona a la marca que queramos vender y por lo tanto, el resultado final será más positivo.

Por poner algunos ejemplos:

  • Entro a un supermercado a las tres de la tarde y mientras estoy comprando escucho música tranquila que me hace estar más relajada. ¿cuál sería mi comportamiento en ese momento?
  • Voy a una tienda de ropa juuvenil y tengo música de actualidad.
  • Cuando entro a una panadería, me cuesta trabajo no llevarme la tienda entera a casa. Aquí el olor a pan recién hecho juega un papel decisivo.

Tenemos pues, que olor, sabor, vista, oído y tacto también afectan en la toma de decisiones  del consumidor y aumentan su intensidad si las asociamos a las emociones.

Hay marcas que hace tiempo descubrieron la función que las emociones juegan en el consumo de ciertos productos. Podemos poner como ejemplo  la COCA-COLA. Si sigues este enlace, podrás comprobar su gran secreto.

Otro ejemplo ha sido la marca Campofrío con su anuncio de AMODIO. Si pulsas podrás ver el vídeo dirigido por Isabel Coixet y protagonizado entre otros por el cantante Joan Manuel Serrat, la actriz Carmen Maura y el Psicólogo Rafael Santandreu. 

Y ahora piensas ¿realmente cuándo vas a comprar adquieres el mejor producto? 

No dejes de leer el post: ¿Qué emoción me domina? y podrás distinguir cuál es la que realmente más te afecta cuando haces compras.

Un ejemplo de anuncios que inciden en las emociones podéis verlo en este vídeo que tomo prestado de internet:

¿Que te ha parecido este post? Me gustaría que me lo contaras dejando algún comentario.

 

6s comentarios

  1. Hola Inmaculada!!

    Me ha gustado tu reflexión,
    En el proceso de compra yo suelo decidir emocionalmente y luego justificar racionalmente la decisión, no siempre se es consciente ello pero está claro, la compra es emocional.

    Últimamente está de moda el marketing emocional, hay pocas empresas que sepan usarlo en su justa medida y convertirse en LoveMarks para su público, el resto que lo utiliza lo está haciendo por encima de sus posibilidades, quiero decir que no todo vale.

    Muchas gracias por tu post y espero leer más de está temática.

    Saludos!!!

  2. Me gusta mucho leer sobre este tema de las.emociones y la neurociencia en el tema del consumo, sobre todo por intentar tomar las mejores decisiones a la hora de comprar lo que sea, y saber cómo educar a nuestros hijos. En mi caso, en la alimentación, intento no llevarme por la publicidad. Otro tema es la moda, que es mucho más compulsiva y emocional. Yo creo que en el consumo sinemrpe hay un ápice de sentimiento, y menos de pensar.
    He hecho el test del momento emocional en el otro post, a ver qué sale!
    Bss!

    1. Muchas gracias por tu comentario y por hacer el test de las emociones. Seguiremos investigando sobre la neurociencia y las emociones. Es cierto que es difícil no comprar llevándose por las emociones, es cierto que a los hijos hay que educarlos para que sus compras sean más racionales. Besazos

Deja un comentario