Cuando lo pierdes todo y de pronto recuperas tu autoestima

Hay momentos de la vida que piensas que lo has perdido todo y de pronto recuerdas que tenías autoestima, decides rescatarla de algún hueco en la que estaba escondida o trabajarla y aprenderla de nuevo.

Es a partir de ese momento, cuando todo a tu alrededor empieza a cambiar, no tanto lo que ocurre fuera de ti, porque las circunstancias suelen ser las mismas, pero se experimenta un cambio en el interior, que se proyecta hacia afuera y parece como si todo empezara a irte mejor.

En realidad lo que mejora es tu AUTOESTIMA, gracias a ella vives las cosas de una forma diferente, las interpretas en otro sentido, las relativizas y eres capaz de afrontarlas con mayores garantías de éxito.

El modo en como nos sentimos con nosotros mismos afecta sin darnos cuenta a todos los aspectos de nuestras vidas, desde el amor, a las relaciones sociales, trabajo, familia, etc.

¿QUÉ ES LA AUTOESTIMA?

La misma palabra lo dice: estima a uno mismo. Es el juicio, la valoración que las personas hacemos de nosotras mismas sobre nuestras aptitudes, actitudes, comportamientos, aspecto físico, nivel intelectual, formas de relacionarnos con las demás personas…etc.

La autoestima es esa capacidad de aceptarnos a nosotros mismos, con nuestras virtudes y nuestros defectos, buscando siempre mejorar como personas, practicando la aceptación y el compromiso.

¿TE QUIERES POCO? ¿NO TE GUSTAS? ¿TE CRITICAS CONSTANTEMENTE? ¿CREES QUE ERES UN DESASTRE? ¿PIENSAS QUE NO ERES CAPAZ DE HACER AMIGOS PORQUE ERES DEMASIADO TÍMIDO? Si has respondido afirmativamente a las preguntas anteriores, estaría bien que trabajaras tu AUTOESTIMA.

 Ahora vas a sincerarte contigo misma:

Mírate al espejo y dile a esa imagen que ves delante de ti que piensas de ella.

Posiblemente te dirás cosas positivas, otras menos positivas y otras que no te gustan nada.

Lo que trataremos con este post es que consigas decirle al espejo cosas positivas y que te valores a ti misma cada día un poquito más.

 

¿COMO VAMOS A FORTALECER TU AUTOESTIMA?:

 

1. QUIÉRETE.

“Amarse a uno mismo es el principio de una historia de amor eterna” Oscar Wilde

Quererse y respetarse a uno mismo es una de las estrategias que mejor podemos llevar a cabo para tener buena autoestima.

¿Cómo haces para demostrar amor a los demás? eso no nos suele costar trabajo, pero ¿como haces para darte amor a ti mismo?

Para conseguirlo, debemos mimarnos, concedernos esos momentos que tanto nos gustan, divertirnos, permitirnos caprichos, lograr nuestros deseos, etc.

2. VALORA TUS ESFUERZOS POR MUY PEQUEÑOS QUE SEAN

Cada vez que consigas alguna meta, por muy pequeña que esta sea, debes darte un golpecito en la espalda por lo bien que lo has hecho.

Mándate un mensaje positivo, agradécete que lo hayas logrado, gracias a ti y a tu esfuerzo has podido andar un paso, subir el  peldaño de una escalera que llegará a conseguir aquello que deseas, con tu esfuerzo, tu constancia, tu valentía.

Cada progreso puede estar lleno de obstáculos, de piedras en el camino que debemos ir saltando, si no estuvieran, nos convertiríamos en inválidos y no llegaríamos a apreciar el verdadero logro, que se conseguirá con nuestro esfuerzo, con nuestra habilidad y nuestra actitud positiva para llegar a ello.

3. ATREVETE A HACER COSAS NUEVAS

“Qué sería de la vida si no tuviéramos el valor de hacer algo nuevo” Vicent Van Gogh

Cuando realizamos nuevas acciones, vivimos nuevas experiencias y diferentes a las que venimos haciendo, nos sentimos más vivos, aprendemos más, dejamos atrás la rutina y experimentamos nuevas emociones y sensaciones.

Puedes viajar a lugares a los que nunca hayas ido, y no hace falta ir demasiado lejos, seguro que cerca de tu entorno hay espacios que nunca has visitado; conoce gente nueva, siempre hay oportunidades para ello, apúntate a esas actividades a las que nunca fuiste por miedo o vergüenza.

Hacer esto te descubrirá nuevas facetas de tu personalidad que no habías ejercitado antes y que te gustará despertar.

¿Qué te ocurre si cruzas el puente?

4.CUÍDATE

Pon atención a tu cuerpo y a tu mente. Trabaja día a día la alimentación, haz ejercicio físico, medita, pasea, corre, nada, dedica tiempo para ti, para trabajar tu cuerpo, de esta forma también ayudarás a tu mente.

5.NO TE CRITIQUES A TI MISMO

Cuando te vengan pensamientos negativos sobre ti mismo, párate, respira 10 segundo y después valora lo que hay de realidad en esto que acabas de pensar.

Fustigarse a sí mismo es algo que sabemos hacer muy bien en muchos momentos, la culpabilidad forma parte de nuestra educación, es lo que hemos aprendido desde pequeños, así que somos expertos en criticarnos por las cosas que nos salen mal.

Aprende a dejar de hacerlo, en lugar de criticarte cuando algo no ha salido como tu esperabas, piensa que la próxima vez lo harás mejor, y que equivocarse es una experiencia más en tu vida. Piensa que todo tiene solución.

6. ACÉPTATE

Acéptate, con tus virtudes y tus defectos. Aquellas cualidades tuyas que no soportas intenta cambiarlas, y si no puedes cambiarlas hay que aceptarlas, hacerlas tus aliadas.

Nosotros somos mucho más que una cualidad concreta, que una característica, que una aptitud. Los humanos somos seres complejos formados por muchos atributos, unos nos gustan y otros nos gustan menos. Céntrate en aquellos que te gustan y acepta aquellos que no te gustan.

7. APRENDE DE TUS ERRORES

” Un experto es una persona que ha cometido todos los errores que se pueden cometer en un determinado campo” Niels Bohr

¿Quién no ha cometido un error en su vida?

La perfección de aquellas personas que dicen que no han cometido nunca un error no existe. Errar es de humanos, es algo inherente a nuestra especie. Lo importante de los errores es aprender de ellos, por ello debemos utilizarlos a nuestro favor, tenerlos en cuenta para no volver a cometerlos.

Analiza aquello en lo que has fallado, valóralo, y vuelve a repetir la acción sin poner aquel componente con el que anteriormente fallaste.

8.NO TE COMPARES CON NADIE

Tu no eres ni peor ni mejor que nadie, eres único e intransferible. No te compares con nadie, excepto contigo mismo. Intenta mejorar día a día, superarte a ti mismo, en comparación con tu yo anterior.

Envidiar la vida de los demás, nos hará sentirnos tristes y nos alejará de nuestra realidad que somos nosotros mismos.

 

Deja un comentario