6 RAZONES POR LAS QUE COTILLEAR ES BENEFICIOSO

Dos monjes Budistas estaban paseando fuera del monasterio. Uno era un viejo maestro aproximadamente de unos noventa años y el otro eran un principiante joven. Ellos estaban cerca de una corriente de agua que había inundado sus bancos.

Al lado de la corriente había una joven hermosa que les dijo: “Mirad, Maestros, está todo inundado. ¿Me ayudaría usted a atravesar la corriente?”.
El joven monje estaba horrorizado ante el hecho de tener que tomarla para atravesar el charco, pero el viejo con calma la tomó y la llevó a través la corriente. Cuando llegaron al otro lado de la corriente, él la dejó y los dos monjes continuaron caminando. El joven no podía dejar de pensar en este incidente y finalmente le dijo al más viejo: “ ¡Maestro! Usted sabe que hemos jurado abstinencia. No nos permiten tocar a una joven hermosa así. ¿Cómo ha podido usted tomar a aquella hermosa joven en sus brazos y dejarle poner sus manos alrededor de su cuello, sus pechos al lado de su pecho, y llevarle a través de la corriente así? “. Y muy tranquilo, el anciano le dijo, “¡Hijo mío, usted todavía la lleva encima! “

¿QUÉ ENTENDEMOS POR…?

COTILLEO: Cotillear significa contar chismes, cuentos o fisgar en asuntos ajenos.

CHISMORREO: Cotilleo, murmuración. hacer comentarios indiscretos y no verificados de carácter negativo.

CRÍTICA: Censurar a alguien o a algo, juzgar, expresar juicios sobre una persona o cosa. Expresar tu opinión. 

¿Meter las narices en la vida de otros es perjudicial o nos aporta un valor positivo en nuestra vida?

 A pesar del menosprecio hacia el chismorreo, cada vez son más los estudios e investigaciones llevadas a cabo en diferentes universidades, que nos revelan que el chisme es beneficioso para la salud.

6 Razones por las que cotillear es beneficioso:
  1. Reduce el estrés y la ansiedad. Hay estudios que demuestran que cotillear aumenta los niveles de endorfinas, estos neurotransmisores del cerebro nos provocan estados de alegría y bienestar.
  2. Aumenta la complicidad entre las personas, y de este modo se incrementa el sentimiento de unión de las mismas. Está demostrado que sentirse cercano y unido a alguien mejora el  pensamiento positivo, y cotillear es una de las formas de confidencialidad más extendidas.
  3. Nos ayuda a mantener en orden nuestros valores, creencias y experiencias. Al chismorrear, logramos conocer cual es el valor que realmente le damos a nuestras convicciones.  Ayuda a relativizar y a verlo todo de una forma más natural y espontánea.
  4. Cotillear mejora nuestro comportamiento. Cotillear sobre otras personas nos ayuda a evaluarnos a nosotros mismos, porque nos comparamos con las personas acerca de las que se cotillea y de este modo mejoramos nuestras acciones.
  5. Estimula la cooperación en el trabajo. En un estudio de la Universidad de Stanford, se demuestra que cotillear nos permite dejar de lado a las personas poco colaboradoras, a la vez que estas últimas aprenden a utilizar esta información para mejorar su nivel de competencia.
  6. Y por qué no: Cotillear es divertido. Nos fascina la vida de los demás, sus entresijos y sus formas de vida. Por ejemplo, ¿cuanta gente no se mete en Facebook para ver como viven los demás?

La utilidad del Cotilleo los podemos ver el post: Tomando el fresquito en la calle con mis vecinas, en el que te informas de todo lo acaecido en el barrio o calle y sus gentes, de forma divertida y actualizada.

 

Os dejo un vídeo sobre el cotilleo:

Ahora bien, cuando tu eres objeto de la crítica, ¿Qué ocurre?

Por supuesto que no nos gusta que cotilleen de nosotros, y cuando lo hacen no es una sensación precisamente agradable, aunque a veces esos cotilleos nos ayudan a mejorar, porque nos hacen ver cosas de nuestra vida que quizá nosotros no habíamos tenido en cuenta o no queríamos ver.

Si te enteras que eres objeto de cotilleo para otros, puedes protegerte y no morir con el impacto que te puedan causar. Para ello te recomiendo:

  1. Confirma la verdad de  lo que la otra/s persona/s quieren decir  realmente. 

  2. Decide si merece la pena hacer caso al cotilleo o por el contrario es mejor ignorarlo.

  3. Da una respuesta directa y contundente a las personas que te están criticando,  si sientes que esto está dañando tu autoestima.

Y ahora piensas que haces tú, ¿CRITICAS, COTILLEAS O COMENTAS?

 

Deja un comentario